La Secretaria General de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha asistido como invitada especial al coloquio convocado por el Foro de Madrid Tercer Milenio.

Hoy ha tenido lugar en el Club Financiero Génova el Foro de Madrid Tercer Milenio, organizado por el despacho de abogados Fuster Fabra.

El Foro de Madrid Tercer Milenio fue fundado para exponer y divulgar la condición de Madrid en cuanto a modelo de apertura y convivencia y en esta ocasión ha reunido a más 200 abogados y empresarios provenientes de todos los puntos de España, entre los que cabe destacar la presencia de Inés Arrimadas, Secretaria General de Ciudadanos en Cataluña, quien ha asegurado que: “es necesario que los partidos constitucionalistas hagan un esfuerzo en aunar criterios y fuerzas para poder arrebatar la Generalitat a los partidos independentistas.”

El acto ha sido presentado por el periodista Albert Castillón, copresentador del programa Espejo Público de Antena 3, y ha asistido al mismo Fernando Abadía, Director Académico de ISDE, en representación de esta casa.

Tras un agradable aperitivo en el que los asistentes pudieron saludarse y cambiar impresiones, Inés Arrimadas firmó en el libro de honor del Foro y, seguidamente, se pasó al comedor. Allí, con el periodista Albert Castillón actuando de moderador, intervino en primer lugar el Presidente del Foro de Madrid tercer milenio Ignacio Fuster-Fabra para enseguida dar paso a Inés Arrimadas que desarrollaría su intervención sobre La situación de Cataluña tras el referéndum ilegal y la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española, analizando la grave situación a la que se enfrenta España tras el desafío secesionista.  Existía gran expectación, dada la oportunidad y trascendencia del tema, junto al gran número de noticias contradictorias que llegan cada día desde todos los puntos de Europa.

La conferenciante que es abogada, nacida en Salamanca y que desarrolló su actividad profesional en Jerez y otras ciudades durante varios años hasta su matrimonio en Cataluña, ocupó un atril rodeada de un público muy interesado. Comenzó desgranando la situación en la citada Cataluña, donde se está produciendo, como ya es conocido, una imparable fuga de empresas que, aparte de su radicación en otras partes del territorio nacional, traerá consigo paro y retroceso en la economía catalana. Algunas de ellas como Codorniú –ironizó Arrimadas- consiguió aguantar la invasión francesa del siglo XIX, pero no pudo aguantar a Puigdemont. Y lo más grave es la fractura social, donde se enfrentan amigos y familiares o donde se disuelven empresas o incluso bufetes, por la radical diversidad de opiniones.

Sin reconocimiento internacional –añadió Arrimadas- los independentistas solo disponen de comprensión en los flamencos eurófobos de Bélgica, que pretenden también romper la Unión Europea. Y aunque Puigdemont y sus aliados dominan los medios de comunicación regionales como TV3, movilizaron involuntariamente a la mayoría silenciada que protagonizó la emocionante manifestación constitucionalista que todos conocemos.